Archivo mensual: febrero 2011

Fuck you, by Michael Jackson

Thank you, Thechive I love you.


ella

Me sonrió y a pesar de mi incredulidad en los encuentros de los pasillos de la oficina, de los amores y de las sonrisas sinceras me alegro el día.  Tiene el cabello largo, algo castaño, podría tal vez pasar por negro pero no lo es.

¿Sabrá que cuando sonríe hay algo muy dentro de mi alma que revive? Es delgada y tiene una forma de andar algo linda, como apenada sin ver a los lados sin esperar a nadie.

Cuando inesperadamente me la encuentro en el pasillo, cuando le abro la puerta, cuando le cedo el paso me responde sonriendo; sonríe ligeramente mas del lado izquierdo es casi una mueca pero con sus finos labios parece dibujada con pincel. A veces, me acuso completamente, me encuentro a mi mismo viéndola irse y por mas que intento mantenerle la mirada me da pena, no se su nombre, ni quien es. Nunca he escuchado su voz, ni se si cuando detiene su paso es por mi, solo se que sonríe aunque a veces me pase de lado y me deje morir.

Tal vez mañana si me arme de valor y le diga “hola”.

Ya han pasado 10 años desde que alguien me puso nervioso y creo que no he aprendido nada, me sigo quedando callado mientras ella va caminando por el pasillo rumbo a su oficina.

Creo que me gusta y eso me preocupa, ¿que se yo del amor?  para que con una sonrisa tan fácil así sin esfuerzo me conquisten. ¿ Sera que la soledad ha criado un monstruo y que la mera ilusión de idealizarla perfecta me haga creer en la posibilidad de algo entre nosotros?

…luego recuerdo que no se su nombre, y divago que a pesar de que algún día me diga “hola” y surja entre los dos un amor inquebrantable…se ira, se ira de aquí con el paso de los años y amara de nuevo para encontrar en otros brazos el amor que le he negado, por miedo, tal vez por hastío.  Se ira diciéndome adiós con su silencio, con el frío de su indiferencia me dirá un falso “te quiero” y de pronto me doy cuenta que me he convertido en un cobarde…

“Se ira, estoy seguro que se ira” .- pienso, y tendré que llenar otro vacío con el peso de los recuerdos, tendré que crecer y madurar de nuevo y ser yo mismo sin dedicarle lagrimas ni risas. Tendré que enterrar a mis amigos, dedicarle canciones al olvido, correr sin rumbo, fingir que se que hacer con los días. Tendré que cambiar de familia, de remover las fotografías, de cancelar los viajes, de interrumpir las metas..las suyas y las mías.

“Se ira”, reconozco a mis adentros, como todos. Sin misericordia ni desfiles, ni escenas de espera en los aeropuertos. Y de vuelta a los poemas inconclusos, a las canciones de Sabina, a las estrofas de “El Bicho” , a los domingos por la tarde, al bombardeo de ideas sin fundamentos como los sentimientos clavados en el pecho que a gritos ahogados quieres dejar ir. De vuelta a los coches bomba de los encuentros incómodos cuando ya no seamos los mismos; a las esperas de que cuando llore acuda a mi.

Buscare bandas nuevas que sus canciones no me recuerden su tacto, comprare almohadas nuevas, dormiré tal vez de lado de sur a norte perdido dormido como cuando estoy despierto. Brindare por ella en los aniversarios tachados en el calendario, me cortare el cabello de nuevo y tirare a la calle mis aretes de los labios, me perforare de nuevo, me tatuare su historia y me lavare mis cabellos con shampoo nuevo que no me recuerden a los días que estuvo aquí.

Me beberé los días pasados en sopor para escribirle canciones a medianoche y fingiré decirle adiós para que reaccione mientras espero que me marque pronto y decirle “me rindo, escríbeme uno de estos días”.

Dejare de hacer el amor para dedicarme al sexo mientras el fantasma de sus curvas, de los lunares de su cuerpo y el vaivén de su figura entregada a mi se esfuma. Me quedare callado cuando mencionen su nombre, cuando los transeúntes  me digan que la vieron fingiré con esmero la indiferencia y vendrá ella a hablarme de dolor.

Haré el ritual del “hasta nunca”, la caja de zapatos con los recuerdos en el punto mas distante del ropero y con la esperanza menguante que se convierta en “hasta luego”. Se ira, lo se, porque es libre y me quedare contando las botellas de vino y las veces que resurjo de las cenizas y las veces que la vuelvo a recordar.

Porque no la extrañare siempre aunque tenga que lamerme las heridas aunque el dolor se vaya con cuentagotas de mi vida.

“Se ira”, pienso con miedo, pero tal vez de todas ellas que se fueron, Ella sea la única que con su sonrisa ligeramente mas del lado izquierdo, con su andar lindo y su cabello café oscuro, sea la que regrese y nunca mas se vuelva a ir.

Mañana le diré “hola”… y tendré que resurgir.



True definition of love


Little Red Riding Hood

 

Source: Thechive.com


San Valentin

Source: thechive.com


Memebase Owns!


SEÑUELO de Amado Nervo

IV. SEÑUELO

La muerte nada quiere con los tristes.
Subrepticia y astuta,
aguarda a que riamos
para abrirnos la tumba
y, con su dedo trágico, de pronto
señalarnos la húmeda
oquedad, y empujarnos brutalmente
hacia su infecta hondura.

Mas yo tengo tal gana de que venga,
que voy a ser feliz para que acuda,
para que sea mi reír señuelo,
y ella caiga en la trampa de venturas
ruidosas, que en el fondo son tristezas…

¿La engañaré? ¡Quizá, si tú me ayudas
desde la eternidad, oh inmarcesible
amada, oh novia única,
cuyos besos de sombra
he de reconquistar, pese a la Enjuta
que te mató a mansalva hace once meses,
dejando a un infeliz por siempre a obscuras!